miércoles, 12 de abril de 2017

ALCACHOFAS CON PATATAS Y JAMON

Es curioso como nos cambian los gustos, después de haber odiado las alcachofas durante cuarenta años ahora son de mis verduras favoritas.
Este guiso es una auténtica delicia, si quieres puedes cambiar el jamón por chorizo o bacón o bacalao o mejillones o... Y en lugar de patatas le puedes poner macarrones o cualquier otra pasta corta, en ese caso tendrás que pochar las alcachofas con la cebolla unos minutos más, después añadir la pasta y la misma cantidad de caldo que de pasta si quieres que se quede seco y si lo quieres caldoso un poco más de caldo.
El caldo que he usado es de jamón, lo preparo poniendo unos huesos de jamón (cinco o seis) y una oreja o manita de cerdo (esto de la al caldo una gelatina ideal para usarlo para hacer velouté que es como una bechamel sustituyendo la leche por caldo y se usa para salsas o croquetas...) una hora en olla exprés o unas cuatro horas en olla normal, a veces también le pongo algo de verdura como un puerro o zanahoria. Por supuesto pon el caldo que más te guste, de pollo, verdura, pescado...
 
 Bueno en resumen hazlo como más te guste.
 
 ALCACHOFAS CON PATATAS Y JAMON
 
 
 
-12 alcachofas, dos o tres por persona
-4 patatas pequeñas o dos medianas por persona
-1 cebolla
-dos o tres dientes de ajo
-1/2 vaso de vino blanco
-1'5 L. de caldo de jamón
-un limón
-aceite de oliva
-sal y pimenta
Limpiamos las alcachofas y cortamos los corazones en cuatro trozos, si no sabes como limpiar las alcachofas pincha en cualquiera de estas recetas y verás como se hace. Risotto de alcachofas, Quiche de alcachofas y bacón, Crema de alcachofas si quieres ahorrarte el paso de limpiarlas la puedes comprar congelada que es como yo la uso cuando no está en temporada.
 
 
Pelamos y picamos la cebolla y el ajo y ponemos a pochar con un buen chorro de aceite de oliva y un poco de sal hasta que esté transparente.
Mientras pelamos las patatas y las cascamos, esto es empezar un corte con el cuchillo y terminar rompiendo la patata para que al guisarla suelte mejor la fécula y espese el caldo y nos quede un guiso estupendo.
Añadimos las patatas a la cebolla y rehogamos durante unos minutos y seguido añadimos las alcachofas rehogándolas también un par de minutos.
Añadimos el zumo de limón y el jamón serrano y rehogamos bien hasta que el limón evapore un poco y pierda la acidez
Añadimos el vino y volvemos a dejar evaporar para que pierda el alcohol
Ahora añadimos el caldo hasta cubrir la patatas, cuando rompa a hervir lo bajamos a fuego medio y dejamos unos 20 minutos que es lo que tarda la patata en estar en su punto.
 
Y listo para servir, buen provecho.





Así lo hago yo. Dime como lo haces tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario